El uso alternativo de los nuevos estadios brasileños

La consultora PwC Brasil pronostica que el número de espectáculos celebrados en Brasil crecerá un 39% hasta 2018. Así, el mercado de eventos en el país podrá llegar a facturar 213 millones en 2018, suponiendo un crecimiento de 50 millones en 5 años. Además, si se considera la publicidad asociada a los eventos, la cantidad se eleva hasta los 265 millones de dólares.

Con cada gran evento que se celebra, brasileños y extranjeros se trasladan dentro del país y favorecen la actividad en hoteles, bares y restaurantes, además del servicio de transporte de las ciudades que los acogen.  Por ejemplo, la ocupación hotelera en Río de Janeiro durante la edición del Rock in Rio 2013 fue de casi el 90% y de los siete millones de personas que asistieron a las actuaciones, el 46% era de otros estados de Brasil, generando un impacto económico en la ciudad de 430 millones de dólares.

El Ministro de Turismo del país afirmó que gracias a la construcción y ampliación de los estadios, estos se encuentran mejor preparados para albergar shows con estructuras de gran porte, atrayendo más turistas. De este modo, Brasil ha consolidado su posición entre los países que albergan grandes eventos musicales nacionales e internacionales, y en el ranking del negocio en Latinoamérica sólo es superado por México.

Podéis ampliar esta información en el siguiente enlace:

Brasil prevé ingresar hasta 209 millones con la celebración de festivales en 2018 

Sin Comentarios

Dejar un comentario: