Evolución de las infraestructuras en América Latina

Lima acaba de acoger el V Congreso Regional Latinoamericano de Carreteras un congreso sobre seguridad vial y construcción de carreteras en el que se han tratado temas como la seguridad vial, sostenibilidad y medioambiente, ITS , Nuevas Tecnologías e Innovación, técnicas de construcción entre otros y participaron expositores de Argentina, México, España, Suecia, Francia, Chile o Colombia, así como expertos mundiales, proveedores y representantes de instituciones como el Banco Mundial.

De hecho, en América Latina se están emprendiendo grandes proyectos para salvar el grave déficit de infraestructuras que sufre la región. Y precisamente, constructoras españolas son protagonistas de este proceso de adaptación a la nueva realidad económica latinoamericana. ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, Sacyr o OHL elevaron un 1% su cartera de obras internacionales pendientes de ejecutar durante el primer semestre del 2014, llegando así a los 67.431 millones de euros. ACS, Abeinsa, OHL, FCC e Isolux están entre las diez mayores contratistas de América Latina.Pero se enfrenten a una dura competencia con constructoras estadounidenses, francesas, británicas, italianas e incluso chinas.

En América Latina hay previstos al menos 100 proyectos para los próximos 18 meses con un valor de 139.000 millones de dólares.

En México, se está llevando a cabo un Plan Nacional de Infraestructuras 2014-2018 por un valor de 455.000 millones de euros. El programa tiene una lista de 743 obras que requiere apoyo privado por un montante de 169.000 millones de euros con el fin de realizar el crecimiento económico.

Mientras que en Brasil, tras la celebración del Mundial de fútbol y en la antesala de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016, se promueven actuaciones en infraestructuras por 37.050 millones de euros. Las españolas tienen que competir en estos países con grupos locales como Odebrecht, Oas, Camargo Correa o Andrade Gutiérrez.

Por su parte, Chile ha vuelto a destaparse como uno de los pulmones de la obra civil con proyectos inmediatos basados en su plan de infraestructuras por 20.500 millones de euros. Este país supuso en su día la puerta de entrada en América para ACS, Sacyr, Isolux o Ferrovial y Abertis es la primera operadora de autopistas del país andino.

Por otro lado, Colombia tiene identificadas 40 actuaciones en autopistas por un valor que ronda los 18.000 millones de euros.

Perú también está poniendo empeño en modernizarse con obras planificadas por 13.125 millones de euros entre 2013 y 2016. ACS se llevaba a finales del 2012 la mejora del abastecimiento de agua a la ciudad de Lima por cerca de 300 millones de euros, y Técnicas Reunidas ha firmado el contrato de remodelación de la refinería de Talara por 2.085 millones de euros.

Sin Comentarios

Dejar un comentario: