Las sinergias entre Chile y España al servicio de la internacionalización

Chile parece demostrar que no se rezaga ante las adversidades. Tras conocerse los no tan positivos resultados económicos de los últimos meses, el Gobierno de Bachelet no ha dudado en emprender diversas medidas para reactivar la economía del país.

Si el martes el Senado chileno aprobó íntegramente el proyecto de ley de la reforma tributaria, con el que estiman recaudar 8.300 millones de dólares que permitan financiar cambios sustantivos en el sistema educativo; ayer tuvo lugar el ‘I Foro para la Internacionalización de la Economía Chilena’, IntCHILE, al que asistieron más de 200 profesionales de empresas españolas.

Este encuentro ha sido organizado por la Cámara de Española de Comercio de Chile y Grupo Inzamac, con la colaboración del Instituto Lauder de la Wharton School (Universidad de Pennsylvania). Fue inaugurado por el Presidente de la Cámara Española de Comercio de Chile, José María Castillero, que quiso destacar “las indudables oportunidades de negocio para las empresas españolas en Chile”, “atractivo acrecentado por el papel que Chile puede desempeñar como vía de acceso al resto de Latinoamérica”. También intervinieron expertos, directivos y empresarios procedentes de grandes empresas chilenas y españolas que han desarrollado una trayectoria brillante fuera de sus fronteras, quienes explicaron sus casos de éxito en Internacionalización y sus estrategias futuras, como Claudio Muñoz, Presidente de Telefónica Movistar Chile o Paulina Otero, Directora en Development Systems.

El foro busca ser plataforma de encuentro entre empresas y canal de oportunidades futuras para potenciar la internacionalización de la economía chilena. Asimismo, nace con vocación de continuidad, para lo que se crearán diversas plataformas de trabajo por sectores, además de organizar una segunda jornada el próximo octubre, centrada en el atractivo de España como destino de inversiones.

No hay que olvidar que España es el primer inversor en Chile, con una inversión directa acumulada de 10.504 millones de dólares entre 2009 y 2012, según datos del Comité de Inversiones Extranjeras. El país andino es el trampolín que puede permitirles dar el salto a otros mercados latinoamericanos, además de un acceso de la empresa española al mercado asiático favorecido por la vinculación que mantiene Chile con naciones como China. Por su parte, España puede ser una excelente vía de entrada a Europa para las empresas chilenas, un mercado con más de 500 millones de consumidores

No Comments

Leave a Comment: